DESASTRE DE RANCAGUA

El periodo que hoy conocemos como Patria Vieja concluyó con la victoria de las tropas realistas sobre las del Ejército Patriota en las jornadas del 1 y 2 de octubre de 1814, en una sangrienta batalla ocurrida en la plaza de armas de Rancagua. Las fuerzas patriotas estaban a cargo de Juan José Carrera, hermano de José Miguel, quien cedió su lugar a Bernardo O'Higgins por creerlo más capacitado para sacar adelante el combate. Sin embargo, ni la capacidad militar de O'Higgins ni el contingente de 1750 hombres lograron sobreponerse al sitio que los 5000 realistas, comandados porMariano Osorio, les impusieron cortándoles el suministro de agua y luego incendiando las casas aledañas a la plaza para forzar su abandono. Por otro lado, Osorio había enviado tropas hacia la Angostura para evitar que los patriotas pudieran retirarse de la batalla regresando a Santiago y allí continuar la resistencia. Sin otra alternativa, O’Higgins ordena abrirse camino por entre las filas de los enemigos, arengando a los pocos soldados independentistas que estaban en condiciones de seguirle. De esta temeraria acción sólo lograron sobrevivir alrededor de 300 soldados del Ejército Patriota, quienes se encaminaron hacia Argentina para reorganizarse y continuar combatiendo por la independencia chilena y americana, ahora con el apoyo de José de San Martín. En cambio Osorio y sus hombres tomarían la ruta de Santiago, ciudad a la que entraron victoriosos el 5 de octubre de 1814, histórica fecha considerada como el inicio del periodo de la Reconquista.